CRISIS Y CAMBIO

CRISIS Y CAMBIO

¿Por qué las crisis son oportunidades?


Hoy en día la humanidad está atravesando por un complejo momento, personas encerradas en sus casas a veces sin siquiera poder tomar un poco de sol, sin poder socializar ni ver a sus familias, ni usar el espacio público, por otro lado, miles de personas se han quedado sin trabajo, a otros miles les han bajado el sueldo y suman los problemas a medida que aumenta la pobreza, por ejemplo las probabilidades de contagiarse aumentan al tener que usar el transporte público. Todo esto nos genera mucha incertidumbre respecto al futuro, miedo de no contagiarnos ni contagiar a otros más vulnerables. La angustia y la ansiedad se comienzan a presentar de distintas formas: mi estado de ánimo se inestabiliza (puedo estar más irritable,  sensible o deprimid@ por ejemplo), como más o menos de lo que necesito, puede haber problemas de sueño y mas dificultades que van surgiendo individualmente. Estos son los síntomas de una crisis que no es mundial, también es individual. Las crisis son puntos de inflexión en donde yo puedo elegir seguir en la misma dirección o cambiarla y es aquí donde se presenta una oportunidad para el cambio. Es aquí donde yo me pregunto: “¿quiero seguir haciendo las cosas de esta manera?” y si la respuesta es “NO”, entonces tengo la oportunidad de probar una nueva forma de hacer las cosas, de enfrentar la vida, de vivir la vida, de alimentarme, de pensar en esta sociedad, de replantearme CÓMO QUIERO SER, pregunta que no nos hacemos cuando está todo bien (porque todo funciona), si no que sólo nos podemos plantear en momentos de crisis ¿Alguna vez te has planteado cambiar el rumbo de tu vida cuando está todo bien? La mayoría de nosotros no, sólo lo hacemos cuando estamos en crisis, y la superación de cualquier crisis es el CAMBIO, este puede parecer muy pequeño o tan grande que me voy a vivir a una isla, independiente de cuál sea, lo importante es que va a contribuir a mi bienestar personal e incluso podría repercutir en lo familiar, social o laboral. 
Entonces, ¿qué esperas para rescatar una oportunidad de desarrollo personal de esta crisis? ¿Hay algo de ti que te molesta y te gustaría mejorar o cambiar? Te invito a que mires hacia tu interior y busques algo pequeño que quieras cambiar, quizás mi manera de hablar, quizás quiero ser menos conflictiva, quizás me doy cuenta con esta crisis de que soy afortunado o afortunada con lo que tengo y me gustaría poder ayudar a otros, tal vez me doy cuenta de lo mucho que amo a mi familia y nunca se los he dicho, también puede suceder que no se muy bien como manejar esta crisis ni qué puedo rescatar de ella, y eso también está bien.
A veces necesitamos un acompañamiento que me pueda ayudar en el proceso de darme cuenta, una terapia, aprender a meditar, un coaching o tal vez simplemente comenzar con hábitos más saludables, cuidando nuestro cuerpo, nuestro sistema nervioso e inmune.
Te invito a desarrollar tu resiliencia a tu manera, te invito a ser un agente de cambio frente a la adversidad, te invito a cuestionar lo que damos por hecho y replantearnos la forma cómo estamos viviendo.
Finalmente te digo, las crisis y los cambios son duros, son difíciles, a veces duelen, pero si los sabemos aprovechar crecemos como personas, nos desarrollamos, nos fortalecemos.

Fabiola de la Fuente R.
Psicóloga
Master  en Teoría  y Practica Gestáltica.

saludom